Lo que no dice el imperialismo sobre Mandela

653

A la política de intervenciones militares, golpes de Estado, asesinatos de mandatarios progresistas o revolucionarios, el imperialismo en su pretensión de ser adalides de las libertades aunque no lo sean en su propia casa están las agresiones económicas y financieras que ellos llaman “sanciones” y también tachar de organizaciones terroristas a aquellas que más miedo les tiene el imperialismo por su firmeza antiimperialista y por su apoyo popular e internacional, claro está que también tachan de terroristas a los dirigentes de esas organizaciones progresistas o revolucionarias.

Nelson Mandela fundó el Congreso Nacional Africano para luchar frontalmente contra el régimen racista de Sudáfrica y su sistema del apartheid y fue capturado en 1962 y condenado a la cárcel, donde estuvo 27 años.

El imperialismo para demostrar su incondicional apoyo al racismo dominante en Sudáfrica, cada año en Naciones Unidas votaba acompañado del régimen sionista de Israel contra cualquier resolución de condena al apartheid.

Además, en 1960 el imperialismo declaró como organización terrorista al Congreso Nacional Africano y a Nelson Mandela.

En 1976 una ocurrió el atentado terrorista contra el vuelo CU-455 de la aerolínea Cubana de Aviación, organizado por la CIA y ejecutado por el terrorista Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila, en el atentado murieron 73 personas, mientras sobrevolaba Barbados.

A diferencia del calificativo dado a Mandela y su organización política, Posadas y Bosch nunca fueron calificados de terroristas por el imperialismo, más bien se paseaban libremente por las calles de Miami.

Cuando Mandela salió de la cárcel gracias a inmensas movilizaciones populares en Sudáfrica, el imperialismo tembló y los cabecillas del apartheid también, sabían que el final del oprobioso sistema racista estaba cerca de su final.

El imperialismo creyó que Mandela habría cambiado en la cárcel, pero salió más fortalecido en sus convicciones revolucionarias y lo demostró en la Cumbre de Países No Alineados en Durban en 1998 donde dijo que Fidel Castro era su hermano y agradeció a Cuba el apoyo a la lucha contra el colonialismo, el imperialismo y el apartheid.

El 6 de diciembre de 2013 Mandela pasó a otro plano de vida, su partida demostraría el cinismo de quienes lo llamaron terrorista y apoyaron al apartheid racista hasta sus últimos días, pues representantes del imperialismo aparecieron en sus exequias tratando de forzar lágrimas.

El imperialismo montó una campaña con sus medios de comunicación para borrar al Mandela revolucionario amigo de Fidel y Cuba, defensor de la causa palestina, antiimperialista indeclinable, hasta películas hicieron para presentar un Mandela inocuo, inclusive en Londres la transnacional Pepsi hizo un concierto

Hasta 2008 el imperialismo sacó de su lista de terroristas a Nelson Mandela y al Congreso Nacional Africano, más de una década después de que cayera el régimen racista del apartheid.

Es la historia la que se encarga de demostrar el cinismo de la política imperialista, es un honor estar en esas listas pues significa que el imperialismo tiembla ante quienes considera invencibles

Comments are closed.